Origen y significado de una obra maestra; 2001, una odisea del espacio

2001: Odisea del Espacio es seguramente una de las obras cinematográficas mas extrañas e enigmatistas de la historia del cine, tanto como su director: stanley Kubrick que creo una obra inmortal y creo a su alrededor un halo de misterio y leyenda que con su muerte no hizo mas que aumentar.Este film a dado las más diversas interpretaciones a académicos y fanáticos del cine, intentando defininirla.Sin embargo, el mismo Kubrick, en una entrevista realizada en 1969, nos revela cual es el transfondo de esta.

“No, no me importa discutirla (Odisea 2001) en el nivel más bajo, eso es, una explicación simple de la trama. Empiezas con un artefacto dejado en la Tierra millones de años atrás por unos exploradores extraterrestres que observaron el comportamiento de los hombres-monos de ese tiempo y decidieron influenciarlos en su progesión evolutiva. Luego tienes un segundo artefacto enterrado en la profundidad de la Luna y programado para emitir una señal de los primeros pasos de bebé del hombre hacia el universo -una especie de alarma contra asaltos cósmica. Y finalmente hay un tercer aparato en la órbita de Jupiter, esperando para cuando el hombre llegue a los confines del sistema solar.“Cuando el astronauta sobreviviente, Bowman, llega por fin a Jupiter, el artefacto lo propulsa a un campo de fuerza o stargate (portal dimensional) que lo conduce a un viaje hacia el espacio interior y exterior que finalmente lo transporta a otra parte de la galaxia, donde es colocado en un zoológico humano aproximándose a un ambiente terrestre hospitalario generado a partir de sus propios sueños e imaginación. En un estado intemporal, su vida pasa de la edad adulta a la senectud y a la muerte. Renace como un ser aumentado, un niño de las estrellas, un ángel, un superhombre si quieres, y regresa preparado para el siguiente salto hacia adelante en el destino evolutivo del hombre.

“Esto es lo que pasa en el nivel más básico de la película. Ya que un encuentro con una avanzada inteligencia interestelar sería incomprensible para nuestros marcos de referencia terrestres, reacciones a esto tendrán elementos de filosofía y metafísica que no tienen nada que ver con la trama en sí misma”.

“El concepto de Dios está en el centro de la película. Es inescapable que estuviera, una vez que crees que el universo está lleno de formas de inteligencia avanzada. Sólo piensa en esto un momento. Hay 10 billones de estrellas en la galaxia y 10 billones de galaxias en el universo visible. Cada estrella es un sol, como el nuestro, probablemente con planetas alrededor. La evolución de la vida, se cree ampliamente, viene como consecuencia inevitable del tiempo en un planeta en una órbita no demasiado fría ni demasiado caliente. Primero viene la evolución química -la recombinación aleatoria de la materia primordial-, luego la evolución biológica.

“Piensa en un tipo de vida que haya evolucionado en uno de esos planetas por cientos de miles de años, y piensa, también, que tipo de avances tecnológicos relativamente grandes ha hecho el hombre en 6 mil años de civilización registrada -un periodo que es menos que un solo grano de arena en un reloj cósmico de arena. Al tiempo que los ancestros distantes del hombre empezaron a salir del mar primordial, ya deben de haber existido civilizaciones en el universo envíando sus astronaves a explorar las regiones más lejanas del cosmos y conquistando los secretos de la naturaleza. Tales inteligencias cósmicas, creciendo en conocimiento por eones, estarían tan distantes del hombre como nosotros estamos de las hormigas. Podrían estar en comunicación telepática instantánea a lo largo del universo, podrían haber logrado la maestría total sobre la materia y de esta forma se podrían transportar instantáneamente a través de billones de años luz de espacio; en su última fase podrían abandonar la forma física y existir como una consciencia incorpórea inmortal en todo el universo.

“Una vez que empiezas a dicutir las posibilidades, te das cuenta que las implicaciones religiosas son inevitables, porque todos los atributos esenciales de tales inteligencias extraterrestres son atributos que le damos a Dios. Con lo que en realidad estamos tratando aquí es con la definción científica de Dios. Y si estos seres de inteligencia pura alguna vez intervinieron con los asuntos del hombre, sus poderes estarían tan lejanos a nuestro entendimiento. ¿Como verá una hormiga el pie que aplasta su hormiguero–cómo la acción de un ser en una escala evolutiva superior? ¿O cómo la divina y terrible intercesión de Dios?”.

Anuncios